viernes, 24 de marzo de 2017

ALIMENTOS QUE AFECTAN TUS DIENTES

Los alimentos pueden provocar una serie de ácidos en la boca que acaban por dañar el esmalte y desmineralizar la dentadura. De esta manera los dientes quedarán más desprotegidos ante los ataques de las bacterias, que son los principales responsables de las caries. Cuando no hay una higiene bucodental adecuada se incrementa la presencia de bacterias orales, pero también es preciso conocer que existe una serie de 10 alimentos que afectan a los dientes, para bien y para mal.
Beneficiosos
Beber agua: gracias a esta bebida se consigue arrastrar y eliminar los restos de bacterias, azúcar y otras sustancias agresivas para los dientes. Además, con una hidratación adecuada se conseguirá que la calidad y el flujo de la saliva sean buenos.
Chicle sin azúcar: después de las comidas nos ayudará a acabar con las bacterias que se acumulan gracias al xilitol, un componente que cuenta con propiedades anticaries.
Comer fresas: son ricas en ácido málico, lo que ayuda a blanquear los dientes, además de tener de manera natural xilitol.
Beber leche: destaca sobre todo por su alto contenido en vitaminas A, D y B, fósforo y calcio. Este último resulta básico para tener unos huesos fuertes, así como una dentadura en buen estado. También cuenta con una proteína llamada caseína que junto al calcio contribuye a mejorar la salud bucodental.
Verduras de hojas verdes: este tipo de vegetales exigirán mucha masticación, lo que permite estimular la secreción de saliva, que es rica en compuestos antibacterianos.
Alimentos perjudiciales
Caramelos: uno de los grandes responsables del deterioro de los dientes es el azúcar. Hay una serie de caramelos que resultan muy pegajosos y que se pegan con mucha facilidad a la superficie de los dientes combinándose con las bacterias y multiplicando la posibilidad de sufrir caries.
Cítricos: el ácido de ciertas frutas como el limón, la naranja, la lima o el pomelocontribuye a la erosión del esmalte de los dientes provocando de esta manera sensibilidad dental y caries. Si realmente queremos continuar disfrutando de las propiedades de estos cítricos sin que afecte a la salud bucodental lo mejor es que nos enjuaguemos la boca nada más consumirlo y esperar una media hora antes de cepillar los dientes.
Vino: el esmalte dental se acaba tiñendo a consecuencia de los taninos del vino tinto, que provoca sequedad en la boca y manchas en los dientes. El vino blanco no resulta tan dañino, aunque también actúa sobre el esmalte.
Frutas deshidratadas: estos alimentos son ricos en azúcar. Destacan sobre todo por su textura gomosa, que puede ayudar a que se quede entre los dientes y favorecer la presencia de bacterias. Una vez que termines de consumirlas intente lavarte correctamente la dentadura.
Hidratos de carbono refinados: la pasta, las galletas o el pan también cuentan con azúcar, y al igual que ocurre con los caramelos se produce un grave ataque sobre los dientes. Ten en cuenta que las bacterias se nutren del azúcar de estos alimentos y acaban provocando el deterioro de la dentadura y la erosión del esmalte.

viernes, 17 de marzo de 2017

EL SECRETO PARA NO TENER CARIES DENTAL

2984854472 Dd50a2ea8c O
A nadie le gusta ir al dentista, sobre todo si te tienen que estar perforando y empastando para quitarte una caries. Pero un grupo de científicos británicos dice haber encontrado la solución, que pasa por aplicarle a tus dientes unas pequeñas descargas eléctricas en cuanto aparezcan los primeros síntomas de estar debilitándose.
Estas descargas serán aplicadas con un nuevo dispositivo que ellos mismos han desarrollado y patentado. Su misión, dicen, será la de estimular la regeneración natural del esmalte dentalmediante un proceso indoloro. De esta manera los dientes se mantendrán sanos y las caries no llegarán desarrollarse en ellos.

Alimentando la remineralización dental

14848998042 Edaa2a038c K
La clave de esta tecnología es prevenir la desmineralización dental, la cual se puede dar debido a los ácidos producidos por la placa bacteriana cuando fermentan azúcares de la boca. Esto hace que el revestimiento de tus dientes pierda minerales importantes como el calcio, y que estos se vuelvan más débiles y porosos, lo que acaba exponiéndolos a que se desarrollen caries.
La manera en la que los dientes se defienden contra este proceso es otro al que se le llama remineralización. Se da de forma natural cuando los minerales presentes en la saliva o algunos tipos de comida los refuerzan y los hacen más densos. Por lo tanto, lo que dicen haber conseguido estos científicos es desarrollar un dispositivo que acelera esta remineralización para protegerlos.
A esta técnica la han llamado Remineralización Mejorada Asistida Eléctricamente (Electrically Assisted Enhanced Remineralisation o EAER). Como su propio nombre indica, se trata de aplicarleuna pequeña descarga eléctrica al diente dañado. Esta descarga es indolora, y sirve para generar un pequeño campo eléctrico que empuje los iones de los minerales dentro del diente acelerando su proceso de remineralización.
Esperan que su dispositivo se utilice en las consultas de los dentistas
Los científicos que han desarrollado este proceso esperan que su dispositivo pueda ser utilizado de manera rutinaria durante las consultas de los dentistas. De esta manera, cuando estos detecten los primeros signos de que un diente empieza a debilitarse se podrá regenerar su esmalte para reforzarlo y que no llegue a generarse ninguna caries.
El mayor problema de este nuevo tratamiento sólo es preventivo, y que únicamente es útil durante las etapas iniciales de la desmineralización. Esto quiere decir que no puede utilizarse para eliminar las caries una vez han aparecido, lo que hace que sea inútil para una mayoría de casos en los que habrá que seguir perforando y empastando.